La construcción del tramo del Tren Interurbano México-Toluca, que corresponde a la Ciudad de México fue reactivada. El gobierno capitalino y la Secretaría de Comunicaciones y Transportes del gobierno federal asignaron dos contratos de obra y uno de supervisión, vía adjudicación directa, por más de mil 281 millones de pesos, de acuerdo con datos de ambas dependencias consultados por Forbes México.

La Secretaría de Obras y Servicios de la Ciudad de México adjudicó un contrato por 719 millones 459 mil 204.18 pesos a la empresa Cargo Crane S.A. de C.V. para “trabajos de transporte y montaje de elementos prefabricados, obra civil, mitigación de impacto ambiental, inducida y complementaria por ejecutar sobre los viaductos prefabricados” de la salida del Portal Oriente a Observatorio.

Cargo Crane fue parte del consorcio constructor conformado por seis empresas y encabezado por CAABSA Constructora S.A. de C.V., propiedad de los hermanos Luis Fernando y Julio Mauricio Amodio Herrera, quienes también son accionistas mayoritarios del grupo OHL.

En diciembre de 2014 el consorcio firmó un contrato con la Secretaría de Obras por 10 mil 426 millones 277 mil 63.12 pesos para “trabajos de construcción y obras complementarias del tramo 3 para el viaducto elevado del Tren Interurbano México-Toluca”.

En esta ocasión la empresa Cargo Crane S.A. de C.V. participará de manera individual en la construcción del tramo tres del TIMT. La vigencia de su contrato, identificado con el número DGOT-AD-F-1-001-2021, es del 19 de mayo de este año al 18 de octubre de 2022, por lo que la empresa especialista en grúas tendrá un plazo de ejecución de los trabajos de 517 días naturales.

Por su parte, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes contrató por 544 millones 523 mil 441.82 pesos al consorcio constructor encabezado por Vise S.A. de C.V., propiedad de Santiago Villanueva Sandoval y Arcadio Serra Sala, para la construcción de la estación Vasco de Quiroga, en la zona de la nueva cuarta sección del Bosque de Chapultepec.

Tanto la estación Vasco de Quiroga como el puente atirantado Conagua-Manantial, que está próximo a licitarse, fueron obras adicionadas al proyecto del Tren México-Toluca por el actual gobierno. La nueva estación se usará para dar conectividad a la cuarta sección del Bosque de Chapultepec y a la Universidad de la Salud que construyó el gobierno de la Ciudad de México.

El puente atirantado “resuelve la imposibilidad de disponer apoyos sobre los predios del Sacmex y Artek”, por lo que se librará un tramo de 200 metros, en los que se ubican los manantiales de Santa Fe. La licitación de esta obra está en fase de preconvocatoria, de acuerdo con Compranet.

Fuente: Forbes